• Mireia Dietista-Nutricionista

Como saber diferenciar entre alimento, producto procesado y ultraprocesado


Imagínate que estás haciendo obras en casa, y tienes ansias de poner ese sillón, esa mesa, esa televisión. Pero antes de decorar la casa, primero tienes que limpiarla. Igual pasa con las ganas infinitas que tienes ahora mismo de descubrir, innovar e incorporar alimentos nuevos en tu cocina. Así que hoy será explícito para analizar lo aprendido en "Cómo analizar los productos y ser críticos en el supermercado" (PASO 2 del RETO GO LEMONS), y ver que no todo es blanco o negro.

¿Qué pensarían nuestros abuelos o los abuelos de nuestros abuelos si vieran que ingerimos un alimento que tiene más de 5 ingredientes desconocidos? “¡Pero que estás tomando nena!” soltaría más de uno…

Lo que ahora es de lo más normal: tomar unos espaguetis prefabricados llenos de ingredientes desconocidos, tomar bebidas llenas de azúcar, tomar cremas de chocolate con aceites refinados y azúcar añadido, tomar todo lo que la industria nos coloca. Pero lo peor de todo es lo que dejamos de tomar.

Un estilo de vida saludable está lejos de todos aquellos alimentos procesados y empaquetados industrialmente, y también de todos los productos envasados con ingredientes que desconocemos (máximo más de 5), ya que contienen muchos ingredientes añadidos como aditivos, conservantes y otros ingredientes sintéticos, pero sobre todo ¡azúcar refinado y sal refinada! El azúcar refinado es uno de los alimentos menos saludables, ya que un exceso definido como grandes cantidades de azúcar en una misma ración de comida, altera nuestro organismo tanto psíquicamente (alteraciones de las emociones pudiendo producir desconcentración, subidas y bajadas de ánimo bruscas) como físicamente (almacenamiento en grasas) ¡Hablaremos de él en el siguiente paso del RETO GO LEMONS!

Alimento, procesado vs. Ultraprocesado | Lemon's Secrets

· ALIMENTOS

Son aquellos que no necesitan etiqueta, no han pasado por un proceso industrial y mantienen intactas sus propiedades nutricionales. Hablamos de hortalizas, frutas, frutos secos, semillas, legumbres, cereales integrales y huevos.

· PROCESADOS BUENOS

Los procesados buenos son los que provienen de los alimentos integrales (no refinados), que han pasado por un pequeño procedimiento industrial que no ha dañado sus propiedades y no se le han añadido ingredientes innecesarios de más. Hablamos de:

- Las legumbres de bote: las cuales han sido cocinadas e incorporadas en botes.

- Lácteos: yogures, quesos, kéfir... Lo importante es que provengan de leche fresca y sin ingredientes de más.

- Carne y pescado: si es fresco no ha sufrido ningún proceso, pero si es en conserva o viene en bandejas, simplemente se ha facilitado el proceso de compra sin modificar las propiedades del alimento.

- Cualquier otro alimento que haya pasado por un proceso industrial pero que no ha dañado sus propiedades ni se han añadido ingredientes. Por ejemplo, los copos de avena. Que provienen de la avena en grano pero que han sufrido un proceso industrial para formar los copos de avena.

· ULTRA-PROCESADOS (UPS)

Ni todo es blanco, ni todo es negro. No podemos tachar a todos los productos que vienen de la industria ni los podemos poner en el mismo saco. Como hemos visto en la lista de la compra, hay procesados “buenos” y “ultraprocesados” no tan buenos. De procesado a ultraprocesado hay un paso o, más bien, algún proceso industrial de más, algún ingrediente innecesario de más o algún que otro afán que a veces pasa desapercibido ¡vamos a desarrollar el sentido crítico y que no se escape ni uno!

De ultraprocesados insanos a procesados mejores y alimentos | Lemon's Secrets

INFOGRAFÍA INSPIRADA EN LOS POST DE CARLOS RÍOS:

LEER MÁS SOBRE ULTRAPROCESADOS Y TODO LO QUE COMPORTA A NUESTRA SALUD EN: https://realfooding.com/acabemos-la-epidemia-ultraprocesados/

No es lo mismo jamón, que edulcorantes, azúcar y algo de jamón.

Es como si la persona que te gusta te conquista prometiéndote planazos para el fin de semana, pero al final ves que lo del cine, las excursiones y los paseos los deja para otro día.

El claro ejemplo de los alimentos procesados es el jamón dulce. Uno sólo tiene que mirar a la etiqueta donde pone ingredientes y se encontrará que un 40-50% es jamón dulce, ¿y el resto? ¡Sal, aditivos, conservantes, azúcar, etc.! Suerte que era jamón de lo más natural… ¡que el nombre no nos engañe!

Producto procesado bueno: jamón 100% jamón o con una baja cantidad en emulgentes o conservantes. Vale más que sea de supermercados o carnicerías donde uno pueda leer los ingredientes y asegurarse que está comprando un procesado bueno.

Producto ultraprocesado: jamón 50% carne de cerdo o de otro animal, y el otro 50% ingredientes desconocidos como azúcar, edulcorantes, conservantes… ¡innecesarios!

Embutido, ultraprocesado

No es lo mismo embutido con color, que embutido a secas.

Es como si el chico que te gusta te roba un beso fugaz casi sin darte cuenta, a robarte un beso cogiéndote con pasión, inesperado y debajo de la lluvia. Siempre acompañado sabe mejor.

En cuanto a los embutidos y algunos productos con carne procesada, el funcionamiento es el siguiente: les añaden nitratos para evitar la generación de bacterias patógenas (las que causan enfermedades). Estos nitratos, van aumentando y transformándose en nuestra flora intestinal hasta “bioactivarse” en nitritos y después pueden llegar a reaccionar con los aminoácidos de las proteínas en nitrosaminas, que estos son los únicos compuestos que están claramente ligados al cáncer (OMS).

La industria incorpora los nitratos para combatir las esporas de las bacterias patógenas que pueden caer del ambiente, y estas esporas crecer, degradar el alimento y cuando nos lo comemos intoxicarnos. Por eso si a uno le encantan los embutidos, es mejor hacerse la pregunta de:

¿ingerir embutidos con nitratos para evitar la intoxicación de las bacterias y convertir los nitratos en nitrosaminas, los compuestos ligados al cáncer?

¿o mejor ingerirlos sin nitratos y poder llegar a intoxicarnos con bacterias patógenas?

Puede que los más fans de los embutidos ni quieren escuchar a hablar de este paso; os encanta y seguiréis comiendo ¿puedes? ¡Sí, si lo acompañas con hortalizas, con color! En vez de tomar para desayunar pan con embutido y nada más (que no lleva ni las vitaminas ni los minerales ni antioxidantes que nuestro cuerpo necesita), lo ideal es acompañarlo de un buen zumo de naranja natural recién exprimido, con un bol con piña, con un kiwi o hasta con un gazpacho hecho en casa durante el verano. Estudios demuestran que si se acompaña la carne procesada con alimentos ricos en antioxidantes, como las frutas u otros vegetales, hay menos probabilidad en que se produzca la transformación a nitrosaminas (las sustancias directamente ligadas al cáncer).

· Los embutidos y carne procesada suele considerarse un ultraprocesado por todo el proceso que hay por el medio. Cada vez hay más empresas que tienen en cuenta este proceso e intentan que sea un procesado “bueno”. Pero aquí vamos más allá de lo que es el alimento, y vamos a ver con qué lo combinamos: siempre, siempre, siempre con hortalizas o fruta.

Galletas ultraprocesadas

· No es lo mismo galletas completas y bellas por dentro, que galletas vacías y bellas por fuera.

Es como si conoces el chico que te gusta y descubres que le falta nutrirse por dentro. La belleza está en el interior.

También hay más dulces procesados de mala calidad como galletas azucaradas, galletas light (que tienen azúcar igual, en forma de edulcorantes sintéticos que actúan igual en nuestro organismo), bollería, croissants, donuts industriales, hasta yogures con azúcar refinado añadido en forma de azúcar o edulcorante artificial, pasteles, refrescos, embutidos dulces como el pavo, cereales del desayuno, refrescos azucarados o light, zumos envasados, chocolate con leche, patatas chips, y muchos más hechos con una alta dosis de azúcar refinado.