top of page

Como pasar unas Navidades deliciosas y sin preocupaciones

Las Navidades son fechas de muchas comidas y ya empiezo a ver mensajes como "los turrones que no engordan", "como compensar post fiestas", entre otros. En vez de aprender a alimentarnos en excepciones ¡Y DISFRUTAR!!! Por eso el post de hoy resume los 7 tips nutricionales que estáis viendo a través de mi instagram @LemonsSecrets para pasar unas Navidades sin preocupaciones, deliciosas ¡y sin pena ni culpa!


1) PERMÍTETE

Esta Navidad no te prohíbas alimentos o productos, PERMÍTETELOS!


Lo peor que podemos hacer cuando llegan épocas de excesos es prohibirte esos alimentos que sabes que puede que no sean de lo más saludables. Pero el hecho de auto decirte “no puedo comer esto porqué X” ya estás empezando a generar una connotación negativa a ese alimento/producto que conlleve a futuros remordimientos = mala relación con la comida.


En cambio,


Si ese día excepcional vas con la actitud de “Hoy no me centraré en la comida, comeré lo que me apetezca y disfrutaré más allá de las comilonas”. Ya estás relajando tu cerebro y, sin darte cuenta, te estás permitiendo comer esos alimentos/productos = buena relación con la comida.


Porqué recuerda:

No hay alimentos ni buenísimos ni malísimos ni que engordan ni que milagrosos que adelgazan. Los turrones, los polvorones, el panetone, los bombones NO SON MALOS. Como todo en la vida es cuestión de equilibrio y de permitirte estas excepciones.


Sobre todo cuando uno lleva una alimentación saludable es mucho más fácil convivir con estas excepciones, ya que:



Lo que importan son los buenos hábitos,

No las excepciones.




2) COME CONSCIENTE

Esta Navidad no te centres en si un alimento/producto engorda o no, DISFRÚTALO🙌


❌Cuando estamos comiendo pensando que ese Panetone nos engordará, estamos creando estímulos negativos como el remordimiento y puede que aumente nuestra ansiedad porque estamos haciendo algo "malo". Y encima con todo el caos en tu cabeza has terminado el trozo de Panetone CASI SIN DARTE CUENTA, pensando en connotaciones negativas, en vez de disfrutar‼️


En cambio,


✅Si nos centramos en disfrutar y comemos de manera consciente, sin prisas, pensando en el trozo de Panetone, en su olor, en su textura, en si estaba mejor el del año pasado o este, etc. Nos estamos centrando en el alimento y en el momento, sin pensamientos negativos y nuestro estómago se conecta mejor con nuestro cerebro.


🧠Y es cuando le envía las señales correctas de "Bien disfrutando! Ahora que terminas ya te estás empezando a llenar". Entonces no dejarás de comer porque tienes miedo a engordar, NO, esto pasará a último plano😎 Estarás saciada, te sentirás bien y conectada contigo misma✨





3) ESCUCHA A TU HAMBRE

Esta Navidad no sueltes un "esta noche no ceno", aprende a ESCUCHAR TU HAMBRE 🙌


❌Uno de los comentarios más escuchados después de la comida de Navidad es... "Esta noche no ceno" o incluso "mañana no comeré nada". El problema reside en que si por la noche te entra el hambre o si mañana tenemos otra comida, el pánico se apodera de ti y te preguntas "¿QUE HAGO?" sin saber qué responderte ni qué cenar, desayunar o qué comer‼️


En cambio,


✅Si una está conectada con su nivel de saciedad, con su hambre y sabe qué hacer se ahorra preocupaciones innecesarias.


¿Y cómo conseguirlo? ¿Cómo saber qué comer post comida de Navidad?


✨Puedes darle una pausa a tu sistema digestivo tomándote una infusión, te lo agradecerá. Pero también puedes seguir teniendo hambre y caer en lo primero que veas por casa🍫🍭🧁... Por eso todo depende de tu hambre:


~> si llega la noche y todavía tienes un poco de hambre, mejor prevenir y cenar nutritivo y de manera consciente. Como un caldo con verduras o una crema de calabaza y una tortilla de segundo.

~> si tienes mucha hambre, primero tómate una infusión y relájate, puede que tu hambre sea más emocional o del propio casamiento. Y después cena "normal".

~> también mira como te levantas, ¿seguro que tienes hambre solo al despertarte? Escúchate! Y desayuna cuando te lo pida el cuerpo✨


⚠️Si quieres saber más y tener más consejos en la LIBRETA-CALENDARIO del 2023 cada mes tendrás un objetivo y tip nutricional nuevo siguiendo este estilo😍 Toda la info L!NK B!0✨




4) NO HAY ALIMENTOS MALOS

Esta Navidad no taches como villanos a ciertos alimentos, productos o ultraprocesados, permítetelos, comételos de manera consciente y el sentimiento de culpa no aparecerá.


X Si nos vamos repitiendo “ese alimento es malo porque tiene mucho azúcar / grasas de mala calidad / harina refinada / engorda, etc.” le estamos dando tantas connotaciones negativas que cuando lo ingerimos, nos creemos que estamos actuando mal. Es cuando nos castigamos y aparece el sentimiento de culpa. ¡BASTA! Es Navidad y no es una época para auto-regañarte, auto-criticarte. Es la mejor época del año para disfrutar, estar con los tuyos y dejar a un lado si la comida es buena, mala, sana o no sana.


En cambio,


Si sabemos que estamos haciendo una excepción y dejamos de ver ese alimento como algo “malo”, convirtiéndolo en un capricho excepcional ¡mucho mejor! Puedes repetirte por dentro, “sí, me estoy comando esos bombones, más de uno ¿y qué? NO PASA NADA, estamos en Navidad, me lo permito y lo disfruto”. ¡Así síi!


Porqué recuerda:


No hay alimentos ni buenísimos ni malísimos ni que engordan ni que milagrosos que adelgazan. Los turrones, los polvorones, el panetone, los bombones NO SON MALOS. Como todo en la vida es cuestión de equilibrio y de permitirte estas excepciones.



6) APRENDE A ALIMENTARTE

Esta Navidad pasa de comentarios como “El lunes empiezo dieta” o “Esta tarde TENDRÉ que quemar todo lo comido” y opta por estar tranquila, respirar y recordar que no es necesario ponerte a dieta post-fiestas ni quemar todo lo que has comido.


X A veces damos por supuesto que ponernos a dieta o ir al gimnasio arreglará todos nuestros dramas de comilonas post-Navidad, y no es así. Porqué habrá un día que te saltes la dieta o que no vayas al gimnasio y el sentimiento de culpa se apoderará de ti. Puede que lo decimos sin pensar, pero nuestro cerebro no le sienta demasiado bien y genera estímulos negativos que te acabarán poniendo triste, por no tener la solución definitivas.


En cambio,


Si somos más realistas, si dejamos de ponernos objetivos ridículos (ponernos a dieta) o inalcanzables (hacer cada día deporte, en exceso) nuestro cerebro y nuestro organismo en general nos los agradecerá.


Porque no se trata de ponernos a dieta,

se trata de aprender a alimentarnos.

Y una vez conseguido,

las excepciones no se convierten en dramas,

no hay objetivos inalcanzables

no hay sufrimiento con la comida

no hay mala relación contigo misma,

no hay aumento de peso,

o si lo hay, no hay drama ;)


De esto trata la Agenda Libreta-Calendario del 2023, tu guía definitiva para aprender a alimentarte, tener una buena relación con la comida e ir más allá de la alimentación. Mes a mes hay objetivos nuevos con tips para conseguirlos, para pasar un 2023 delicioso, sin preocupaciones y aprender a alimentarse ¡a tu gusto!


7) CÉNTRATE EN LO QUE TE HACE FELIZ

Esta regla de los 5 segundos es muy recomendable en las comidas/cenas de Navidad: no le digas a nadie de la mesa nada sobre su cuerpo/persona que no se pueda cambiar en cinco segundos, tal y como publicó la semana pasada @LaVecinaRubia como reel ¡me parece muy buena idea!


En vez de soltar comentarios hacia el físico de una persona, normalmente con connotación negativa, mucho mejor optar por comentarios de agradecimiento, graciosos o que te salvan de salir mal en la foto del año, gracias a “Tienes un moco”.


Y también, creo que es más importante el:

COMO TE LO TOMAS.


Si esa persona te suelta un “¡Cómo has engordado!” y tú tienes una autoestima construida, es mucho más fácil lidiar con este tipo de comentarios. Pero si justo en es momento no te ves bien, estás pasando por un mal momento u otros factores, puede que no te sienta demasiado bien. Aquí también uno debe de tener en cuenta que influyen muchos factores que hacen que esa persona piense en esto, más allá de si es cierto o no.


Ten siempre presente que cada persona habla desde su experiencia, desde su juicio, así que puede que un “¡Cómo has engordado!” vaya de buenas, como algo positivo porqué te veía muy delgada (según ella/él) la última vez que te vio, o también desde la ignorancia, desde lo que siempre ha dicho, desde la envidia, ¡a saber qué piensa!


Lo importante es como te miras en el espejo,

cómo está tu autoestima,

como estás.


Pero lo todavía más importante durante la comida de Navidad es:


¿QUÉ TE HACE FELIZ?


Rodéate de quien de verdad quieres ver,

de quién de verdad quieras saber de ti,

lidia como puedas de esas situaciones,

y vete con quien en realidad te hace feliz.


Así los comentarios sobre el físico

pasan a segundo plano

y te centras en generar recuerdos bonitos,

para así terminar la comida/cena diciendo…

¡qué bien me lo he pasado!



¡FELIZ NAVIDAD!! :)

Mireia Lemons



Comments


Entradas recientes
Archivo