• Mireia Dietista-Nutricionista

Cómo utilizar la copa menstrual ¿es higiénica? ¿mancharé?


Y otras dudas que se nos pasan por la cabeza cuando escuchamos a hablar de la Copa Menstrual, una gran desconocida para muchos y muchas, y una gran salvación para otras. Muchas sois las que no os atrevéis o las que os cuestionáis si va bien. Espero que con este artículo os responda todas vuestras dudas y os acabéis animando a probarla.

UN POCO DE HISTORIA SOBRE LA COPA MENSTRUAL

Se han descubierto inicios de la copa menstrual desde el año 1867, pero no fue hasta a principios del siglo XX que se empezó a producir industrialmente. Concretamente, la primera patente fue en 1932. Años más tarde, sobre el 1963 se dejaron de producir por falta de rentabilidad y del material que se fabricaban, el látex.

Tampoco tubo éxito por cuestiones culturales, ya que implicaba una manipulación directa de los genitales y las secreciones vaginales, cuestiones que no se contemplaban plenamente en aquel entonces. Es cuando las mujeres se decantaron por los tampones, dejando atrás la copa menstrual.

Más de veinte años después, en 1987 se volvieron a fabricar copas menstruales de látex, reutilizables y en dos tamaños siendo menos rígidas, menos pesadas y adaptadas a cada cuello uterino. A partir de entonces no se ha dejado de investigar y de crear todo tipo de copas menstruales, con diferentes tamaños y materiales.

Fotografía de Lemon's Secrets

Foto: Lemon's Secrets

UNA COPA MENSTRUAL EQUIVALE A UNOS 4-5 TAMPONES

La copa menstrual puede llegar a recoger la misma cantidad de sangrado que unos 4-5 tampones. Este hecho contribuirá a gastarnos menos dinero comprando tampones, podremos estar más tiempo tranquilas sin preocuparnos de cambiarnos o no y no generaremos residuos.

Dura hasta 12 horas. El primer día y el segundo día, depende de la cantidad de sangrado, puede que necesites vaciarla cada 4-5 horas. Pero a partir del tercer día podrás estar toda la mañana o toda la tarde o todo el día ¡sin cambiártela!

LA COPA MENSTRUAL TERMINA SIENDO MÁS ECONÓMICA QUE LOS TAMPONES

Una caja de tampones (18 u.) vale unos 3€, los cuales todos o casi todos los gastaremos durante una sola menstruación (si utilizamos unos 3-5 tampones al día, dependiendo de la cantidad de sangre de cada una). Además de utilizar compresas, el precio de las cuales también oscila entre 2-3€ (16-18 u.). Generando un gasto medio por menstruación de 4-5€.

Si vamos multiplicando el precio por ciclo menstrual, en 5-6 reglas habremos gastado 20-30€, lo mismo que vale la copa menstrual. Si continuamos usando tampones y compresas, el importe irá aumentando y, en cambio, el de la copa menstrual se mantendrá.

En un año los tampones y compresas que habrás utilizado sumarán 48-60€, y lo que te habrás gastado con la copa menstrual seguirá siendo 20-30€.

La vida útil de una copa menstrual es de más de un año, todo depende del uso que hagas y si la limpias bien y como se indica en cada copa menstrual.

Por la misma regla de tres, si una copa menstrual te dura 2 años (mínimo), en cada ciclo menstrual gastarás solamente 0,83-1,25€ (depende del precio de la copa 20-30€). ¡Qué el importe inicial no sea un impedimento!

Foto: Video Cómo usar una Copa Menstrual – Video introductivo detallado. Organic Cup https://www.youtube.com/watch?time_continue=331&v=o9fPUfm-uYE

¿CÓMO COLOCARLA?

Es como cuando ves una receta que no has hecho nunca y quieres hacerla: puede que la primera vez no salgan bien, tendrás que volver a mirar todos los pasos y los ingredientes, y a la segunda seguro que saldrán mejor ¡todo es cuestión de práctica!

Los consejos básicos para usar la copa menstrual son:

1- Higiene: lavarte las manos y esterilizar la copa menstrual al principio de cada ciclo, es decir, una vez al mes.

2- Doblar la copa menstrual: puedes utilizar el método que te sea más cómodo: por la mitad y otra vez por la mitad (en forma de C) o por el medio (Punch-Down).

3- Insertarla: mantener la copa doblada e insertarla en la vagina.

¿CÓMO ME PONGO? Adopta la postura que más cómoda estés: sentada, de cuclillas, de pie, etc.

¿Y SI NO ENTRA? Puede que al principio cueste, y más la primera vez. Puedes usar lubricante o aceite de coco para lubricar la zona y que entre sin problema.

4- Una vez insertada, debes dejar que se abra. Puedes comprobarlo tocando los laterales y ver que se ha pegado bien a la pared. Es interesante familiarizarse con la punta de la copa menstrual, “el tallo”, ya que te ayudará a colocar la copa menstrual más abajo en el canal vaginal (NO COMO LOS TAMPONES).

Puede que cuando estés sentada notes el tallo de la copa menstrual. Entonces puedes quitarte la copa y cortar el tallo a tu medida. Mejor cortar poco y ver si ya no lo notas, y si lo continuas notando cortar un poco más.

Foto: Video Cómo usar una Copa Menstrual – Video introductivo detallado. Organic Cup https://www.youtube.com/watch?time_continue=331&v=o9fPUfm-uYE

ANTES DE NADA: ESTILIZARLA

“Qué pereza..”, “¿Lo tendré que hacer cada vez?”, son algunas de los pensamientos que se nos pasan por la cabeza al utilizar la copa menstrual cada vez. Pero una vez te acostumbras, es un momento a principio y final de cada ciclo coger una olla, incorporar agua, esperar que hierva y añadir la copa menstrual. Con unos 2-5 minutos ya será suficiente. Puedes aprovechar y al fuego de al lado hacer una de las recetas lemoneras ;)

¿CÓMO SACARLA?

Es más fácil de lo que parece pero, como en todo, es cuestión de práctica. Lo ideal es insertar los dedos hasta tocar más o menos el medio la copa menstrual y apretarla, inclinarla a un lado para que libere el aire y evite el efecto ventosa, y sacarla moviéndola lateralmente.

Puedes vaciarla en el mismo wc o, si tienes una pica cerca, así aprovechas para limpiarla. Si estás fuera de casa, sigue leyendo.

¿CÓMO LAVARLA SI ESTOY EN UN BAÑO PÚBLICO? ¿ES HIGIÉNICA?

Te pasas todo el día en la universidad, en la oficina o donde sea, y los baños son públicos. Es hora de cambiarte tu copa menstrual “¿QUÉ HAGOOOO? ¡Qué vergüenza!!!! No quiero saliiirrr”… Primero de todo piensa que cuando abras la puerta te encontrarás a personas que han pasado o están pasado lo mismo que tu: la menstruación. Así que primero de todo deberíamos normalizar el tema y no ver como algo raro una copa menstrual llena de sangre, igual que hemos normalizado y no vemos raro pintarnos los labios o peinarnos delante del espejo.

Pero es comprensible que sea un tema más íntimo, así que una de las mejores soluciones es ser previsora y llevar unas toallitas higiénicas en el bolso. De esta manera podemos retirar el sangrado en el mismo wc, lavar la copa menstrual con una toallita, aprovechar para lavar un poco las manos y volver a incorporar la copa menstrual sin problemas. Podemos limpiarnos las manos con papel de wc y cuando salgamos del baño lavarnos bien las manos con agua y jabón, ¡y aquí no ha pasado nada!

Y si no has sido previsora, puedes limpiar la copa menstrual con el mismo papel de wc y cuando llegues a casa ya la limpiarás bien con agua (y a poder ser jabón), ¡y ya no hay excusa que valga!

Foto: Video Cómo usar una Copa Menstrual – Video introductivo detallado. Organic Cup https://www.youtube.com/watch?time_continue=331&v=o9fPUfm-uYE

¿TE MANCHAS CON LA COPA MENSTRUAL?

Depende, sobre todo de cómo te pones la copa menstrual y de la cantidad de sangrado. Si sangras mucho, sobre todo el primer y segundo día, mejor optar por llevar un salvaslip y así estás más tranquila. Las manchas que puedas tener serán mínimas y con un salvaslip te salvará totalmente. Además, podemos op